Si te volviera a ver

Si te volviera a ver, no hay duda,
me volvería a enamorar de ti,
aunque ya no de la misma forma,
pues todo en el mundo muchas vueltas ha dado.
En efecto, notarás que todo ha cambiado,
que todo ya no sigue esa absurda norma
que motivó a que las cosas se dieran así.
Me volvería a enamorar, no hay duda.

Porque nunca debiste ser el centro de mi mundo,
no sé por qué lo permití en ese tiempo.
Porque no tenía por qué expresar
lo que sentía por ti, que era atracción…
pues no, en mí no había esa pasión
por la vida, ese ímpetu por salir adelante.
Y, lo sé, no querías perder tu tiempo
con un muerto en vida, con un vagabundo.

Al pasar el tiempo comencé a entender,
y hoy, que estoy tan lejos del horizonte
vuelvo, en mi imaginación, a tu ventana
para verte allí, tan vivaz y sonriente,
tan luminosa como el Sol naciente.
Y hoy, a la distancia, en mi vida profana,
te veo allí, en el cielo, tan distante
como la primera estrella del anochecer…

Aun así, si volviera a verte en persona
me enamoraría una vez más, claro que sí.
Pero no te darías cuenta, nunca lo sabrías,
porque más allá de la bruma está la realidad.
Por más que la lluvia y los jazmines de la ciudad
me devuelvan el recuerdo de las noches vacías,
comprendo que en la vida real no es así,
que la inacción acaba paralizando a la persona.

Falta poco, muy poco, para empezar de nuevo.
Se acerca la hora de la prueba final,
donde se verá si merecemos vivir esta vida
o si nos retiramos hasta encontrar una nueva identidad.
¿Quiénes la pasarán? No lo sé, en realidad.
A lo mejor, aun nadie tendrá cabida
y saldremos para llorar nuestro destino fatal.
E incluso así, todo comenzará de nuevo.

Y tal vez en ese comienzo vuelva a verte,
como en el día en que mi mundo anterior se acabó.
¿Retornarán acaso las emociones del ayer?
Tal vez sí, tal vez no, pero estoy seguro,
si te viera en la calle, en el trabajo,
en la Luna de medianoche, al amanecer,
de inmediato recordaría todo lo que pasó
y desearía, en tus sueños, formar parte.

Ica, 29 de julio de 2010 | 11:19 p. m.

Imagen: khiemmoshe

Di algo...